Chase Walker acaba de cumplir 13 años y lo celebra convirtiéndose en una estrella planetaria. Su éxito “Chasedreams” se ha viralizado y lo ha catapultado hacia entrevistas en todos los shows matinales de América mientras su música suena en todas las playlists adolescentes del mundo. El futuro del showbiz mainstream está en sus manos. Y en las de su madre mánager en funciones que parece bastante cómoda con la idea de la sobreexplotación de su retoño. Pero cuidado, que esto se llama The Other Two.

Porque esto no va sobre ellos. Esto habla de “los otros dos”. Los hermanos mayores de Chase, Brooke y Cary, millennials bordeando la treintena a quienes el éxito no ha sonreído con tanta intensidad. Ambos están intentando ganarse la vida en América persiguiendo (estos sí de verdad) sus sueños, pero medio estrellándose por el camino: Brooke quiere ser diseñadora de interiores, pero enseña pisos a potenciales compradores ricos. Cary pretende ser actor, pero sólo consigue audiciones para interpretar al “hombre que huele un pedo en una esquina de la habitación” mientras sirve mesas en un restaurante. Ambos persiguen, con menos desacierto que fortuna, el amor respectivo: a sí mismos y acompañados por otras personas. Y los tres hermanos forman con su madre una familia bien avenida, casi casi unida, pero bajo la que subyace la frustración, las expectativas no cumplidas y esa sensación de que la película de la vida está interpretada por estrellas principales pero también por secundones olvidables.

Si todo sigue como apunta el piloto, no solo se está cociendo una buena comedia, ácida y moderadamente deslenguada, bien interpretada (carismáticos Heléne Yorke, Drew Traver y Molly Shannon) y apta para encajar en las hechuras de una Comedy Central siempre dispuesta a despachar productos interesantes. Chris Kelly y Sarah Schneider, ex guionistas de Saturday Night Live, también pueden lograr un buen retrato generacional tintado de dignidad para los olvidados, reflexiones sobre el sexo, el trabajo y la familia y una puntiaguda sátira de la vida contemporánea en la sociedad pop.