Debutaba el vietnamita-estadounidense Viet Thanh Nguyen con esta novela asombrosa, compleja y rica que ya reseñamos en su momento. El simpatizante es una historia políticamente encendida, con un trasfondo sociohistórico narrado desde un enfoque tan distinto como necesario: el de la visión de la Guerra de Vietnam desde el punto de vista del propio pueblo vietnamita. Bajo este prisma contaba el autor la historia de un apátrida en funciones de espía para los comunistas que termina instalado en California, y de un colega con quien terminará desarrollando una relación casi trágica. Con eso el autor hablaba de los que se adaptan a los cambios y los que se quedan presos de las tradiciones, de las consecuencias devastadoras de la guerra, la política bélica y el intervencionismo. Narraba la descomposición de la nacionalidad y las ideas políticas como centro de la identidad personal y reivindicaba una Historia escondida, alejada de las descripciones simplistas y espectacularizantes de Hollywood desde los años 70 hasta el presente.

El simpatizante es una obra profunda, dramática (contenía algunos momentos extremadamente duros) pero también amargamente satírica que le brindó a su autor el Pulitzer en 2016 y que se ha convertido en un clásico de la nueva novela de espionaje, o de la historiografía ficcionada, o más bien de ambas cosas.

Animamos pues a rescatar esa reseña, donde dejábamos constancia del afilado sentido crítico y la poderosa prosa de un Viet Thanh Nguyen que ha logrado dar continuidad a la calurosa recepción de su debut con la antología de historias breves The Refugees que en 2017 volvió a recibir el favor crítico. Por lo pronto, nosotros lo hemos convertido en otro de nuestros libros impepinables de la presente década. Con toda seguridad seguiremos hablando de él en la que viene.

[Consulta aquí el resto de títulos de nuestra lista de lo mejor de la década]